Reseña | Alas para un corazón

6.12.14

Alas para un corazón
|| David Almond ||

203 páginas.
Nube de tinta | Rústica con solapas.

Michael nunca se habría cambiado de casa. Él habría preferido todos los días a los vecinos de siempre. Pero si Michael no hubiera llegado a Falconer Road, jamás habría descubierto la belleza y el misterio de todo cuanto nos rodea, ni hubiera aprendido que no hay mejor escuela que la de la vida tampoco habría escuchado el verdadero latido de la naturaleza y, sobre todo, no habría conocido a Skellig, un ser extraordinario que cambió su vida y la de su familia para siempre...


La familia de Michael ha decidido comprarse una casa con un enorme garaje en ruinas. Están muy ilusionados con terminarla cuanto antes pero, la hermanita de Michael llega al mundo antes de tiempo así que la casa pasa a un segundo plano. La niña está muy enferma por lo que necesita atención médica constantemente. Mientras tanto, Michael descubre a un ser extraño que habita en su garaje por el que teme por su vida ya que las paredes tiemblan y en cualquier momento todo se hará añicos. Gracias a su nueva amiga Mina conseguirán ayudarlo y, a consecuencia de ello, ocurrirá algo maravilloso.

Alas para un corazón es un libro de tan sólo 200 páginas que se leen rápidamente. La historia en sí no me ha sorprendido pero sí me ha parecido muy dulce y tierna ya que está contada en primera persona por un niño que nos contará todo lo que siente en cada momento, con la inocencia y los sentimientos que puede tener cualquiera de su edad.

Como personaje principal tenemos a Michael; él sabe en todo momento que su hermanita está muy enferma y la siente a través de su corazón de una manera muy mágica y especial.
Mina es la nueva amiga –y vecina- de Michael. Es una niña con unas costumbres diferentes ya que no acude al colegio, prefiere aprender leyendo y explorando. Es muy segura de sí misma por lo que no le importa en absoluto lo que puedan pensar los demás (sin duda es lo mejor de este personaje tan joven).
Como diferente, extraño y original tenemos la guinda del pastel que es Skellig, el famoso ser que habita en las ruinas del garaje y que conseguirá sorprendernos muy gratamente.

Nos tomamos de la mano y escuchamos la noche. Oímos el infinito estrépito de la ciudad que nos rodeaba, los crujidos y temblores de la casa, de nuestra respiración. Al prestar más atención, oí la respiración de la niña en lo más profundo de mi ser. Oí el lejano latido de su corazón.

En definitiva, una historia dulce, sencilla y muy conmovedora. Con un final bastante predecible pero precioso. Sin duda, Alas para un corazón es una novela que he disfrutado y me ha gustado. Ideal para un fin de semana, especialmente si buscáis una lectura ágil y con mucho sentimiento.

8 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! Había visto la portada en algunas tiendas pero no me había parado a leer la sinopsis.
    Me ha encantado la reseña.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, la verdad. A pesar de ser predecible si la historia es buena y bonita a mí me termina ganando :D

    Un beso, Inma ♥

    ResponderEliminar
  3. No me termina de convencer asi que de momento lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! No lo conocía pero tiene buena pinta. Si lo encuentro en mi biblioteca le echaré un vistazo.
    Un beso y gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía, pero me gusta su sinopsis.
    Besos =)

    ResponderEliminar
  6. No sé si me animaría con él...

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. No me gustó tanto como esperaba. Aun así tengo un buen recuerdo de este libro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Los libros contados desde el punto de vista de niños no suelen terminar de encajarme... Pero me llama mucho la atención.
    Besotes

    ResponderEliminar

ir arriba